+52 (33).38.17.05.62

Artritis Reumatoide

Artritis Reumatoide: enfermedad crónica que produce inflamación de coyunturas

La artritis reumatoide es:

  • Un padecimiento crónico, es decir que su evolución se mide en años.

  • Produce inflamación de las articulaciones o coyunturas

  • Puede afectar otros órganos o sístemas. 

 

La artritis reumatoide un padecimiento frecuente (alrededor de 1% de la población lo padecen); aunque se puede presentar a cualquier edad.


En México la artritis reumatoide se presenta más en personas jóvenes entre la tercera y cuarta décadas de la vida; las mujeres la presentan con mayor frecuencia (3 mujeres por cada 1 hombre). 


Esta enfermedad debe de detectarse en etapa temprana (artritis en etapa incipiente), por lo que es crucial identificar los datos de afección iniciales como son la rigidez matinal (endurecimiento de las coyunturas o articulaciones) o la respuesta favorable a anti-inflamatorios no esteroideos.    

 

Exploración articular

  A la exploración física el reumatólogo detecta inflamación de coyunturas o "artritis".

El proceso de destrucción o daño (atrofía de muscúlos, desviación de las manos, destrucción de articulaciones) puede ser ocasionado si el paciente no recibe un tratamiento adecuado.

 

 

Ahora bien, el tener artritis puede ocasionar otros síntomas no somáticos, como lo son: la tristeza, la ansiedad, el aislamiento, el cansancio o la desesperanza.


Es fundamental identificar datos incipientes relacionados a la enfermedad para poder corregirlos y encaminar al paciente a un adecuado tratamiento (es decir no solo tratar la artritis sino también los síntomas agregados).


La genética juega un papel predominante en la etio-patogenia de la artritis reumatoide, se han identificado genes de suceptibilidad.


 

En un estudio realizado por nuestro equipo se demostro, que los familiares de primer grado (hermanos e hijos de pacientes con artritis reumatoide) que presenten positividad par marcadores serólogicos (anti-CCP y/o factor reumatoide) tienen una posibilidad de desarrollar artritis reumatoide hasta en un 60% a lo largo de 5 años.


La Artritis reumatoide NO ES: 

 

   a) Una enfermedad que se adquiera al cambiar de temperatura, por ej. del frió al calor

   b) Una enfermedad que se adquiera por la ingesta de carnes rojas 

   c) Solo dolor articular 

   d) Un padecimiento que se quite solo tomando medicamentos para el dolor

 

La artritis reumatoide es un padecimiento crónico, progresivo y que puede provocar invalidez a largo plazo.


El tratamiento de los pacientes debe de incluir no solo la evaluación de las variables relacionadas a la enfermedadcomo lo son la edad de inicio, los síntomas articulares o extra-articulares o marcadores serológicos, sino tambien lasvariables contextuales que pudieran influir en el apego al tratamiento médico y las complicaciones a largo plazo.


El tratamiento farmacológico esta dividido en dos vertientes, por un lado disminuir la sintomatología (dolor, inflamación y rigidez) y por otro lado detener la enfermedad.

Para el manejo de los síntomas, se utilizan diversos farmacos:

1.- Analgésicos como el paracetamol

2.- Anti-inflamatorios (p. ej. diclofenaco, sulindaco, naproxeno, celecoxib, etc.) y dosis bajas de esteroide (prednisona hasta 10 mgs al día). Si bien es cierto, estos fármacos disminuyen los síntomas y el paciente puede realizar las actividades cotidianas, no es de nínguna manera el tratamiento único para la enfermedad ya que se debe de complementar con los fármacos que detienen la progresión. Un error muy común en nuestra sociedad es el uso indiscriminado de cortisona a dósis altas (dexametasona, betametasona, prednisona) ya sea en pastillas o inyecciones, que si bien les quitan los síntomas, no reducen la actividad de la enfermedad y adémas ocasionan complicaciones secundarias (osteoporosis, diabetes, caáratas, etc.).

Los fármacos que detienen la progresión de la enfermedad se denominan como FARMEs, como por ejemplo:

1.- Metotrexate; piedra angular del tratamiento de artritis reumatoide, puede ser utilizado por vía oral pero también inyectado, la dósis máxima es de 20-25 mgs por semana. Es fundamental que al inicio y durante la toma de este fármaco se evalúen las enzimas del hígado (TGO y TGP) para evitar complicaciones.

2.- Otros fármacos utilizados para detener la artritis reumatoide son: la cloroquina, la sulfasalazina y la leflunomida, los cuales tienen sus caracteristicas propias, diferentes formas de administración y de seguimiento de complicaciones.

3.- Fármacos biológicos, como los bloqueadores de factor de necrosis tumoral (adalimumab, etanercept, infliximab), anti-CD20 (Rituximab), anti IL-6 (Tocilizumab), etc


Actividades cotidianas como planchar con las manos mojadas o comer carnes rojas no se asocia con el desarrollo de artritis. El diagnóstico de esta enfermedad debe ser realizado por un reumatólogo y esta orientado a identificar los síntomas asociados y confirmar con estudios para-clínicos.


 

Referencias: 
Alguna Referencia
Otra Referencia
Escrito por: