+52 (33).38.17.05.62

Vivir Bien

EL EJERCICIO Y LAS ENFERMEDADES REUMATICAS

  • ¿Es posible mejorar la movilidad de las manos si tienes Artritis Reumatoide?

    Programa de ejercicios para manos mejoran la funcionalidad en artritis reumatoide

    El resultado de mayor movilidad y mejoría de la función de las manos en pacientes con artritis reumatoide depende del estadio y el daño ocasionado por la enfermedad. 

    En el seguimiento de los pacientes con esta enfermedad se hace hincapié en la toma adecuada de los fármacos y el pronóstico general a largo plazo pero no se hace énfasis en la necesidad de ejercitar los músculos de las manos y prevenir complicaciones a largo plazo (atrofia muscular y disminución de arcos de movimiento).

    Ejercicios

    En un estudio realizado en la Universidad de Sidney, Australia (Lancet 2015;385:421-9);  se evaluaron pacientes con artritis reumatoide que estuvieran tomando tratamiento estable para la enfermedad de base y que tuvieran dolor y alteración de la funcionalidad en manos.

    El objetivo de su estudio era determinar si un esquema de ejercicios específico para manos podría incrementar la función y disminuir el dolor en los pacientes.

    Los autores evaluaron cuatrocientos noventa adultos con artritis reumatoide, de los cuales el 76% eran mujeres. Mientras que aun grupo (n=246) le otorgaron un esquema especifico de ejercicios y evaluación de la enfermedad (apego al tratamiento, manifestaciones de la enfermedad, etc.), al otro grupo (n=244) solamente un seguimiento usual de la enfermedad.

    El programa de ejercicios incluyo tanto sesiones con el fisioterapista, como ejercicios de movilidad  y fuerza para las manos durante un periodo mayor a 12 semanas.

    Resultados

    A los 12 meses se evaluaron todos los pacientes y se comparó la función de las manos, el dolor y las actividades de la vida diaria en los dos grupos.

    Se reportó que aquellos que realizan un esquema de ejercicios regular para manos tienen una mejor funcionalidad de las manos > 100% (8.7 vs 4.0 ), que realizan mejor las actividades de la vida diaria (7.9 vs 2.6) y tienen una mayor reducción del dolor (-8.3 vs -6.0)  comparado con los que no hacen ejercicios.

    Los autores concluyen un beneficio absoluto del ejercicio como adyuvante en el tratamiento de pacientes con artritis reumatoide. Por lo que es prudente y necesario realizar estas intervenciones a todos los pacientes que estén en control y seguimiento de la enfermedad.

DIETAS EN LAS ENFERMEDADES REUMATICAS

  • Mitos y realidades de los productos light

    Es común que se relacione productos con la leyenda “light” con pérdida de peso y alimentación saludable. Siendo la primera opción para las personas que quieren perder algunos kilos. A continuación te decimos los 5 mitos más comunes y las realidades que tienes que saber.

         1) Los productos light siempre son una opción saludable. En la Real Academia Española definen como light: “dicho de una bebida o de un alimento elaborado: con menos calorías de las habituales”. Esto no significa que por el hecho de que tenga menos calorías que la versión normal ya se considere un alimento saludable, ya que el producto puede ser alto grasas saturadas, grasas trans y azúcar. Además en México la leyenda “light” no esta regulada, por lo que cualquier producto puede tener esta leyenda.

Tratando las enfermedades reumáticas

¿Cuál es el problema y qué se sabe sobre él hasta ahora?


La edad de inicio de la artritis reumatoide es uno de los factores más importantes para predecir el pronóstico del paciente. Si esta enfermedad comienza a una edad temprana, la duración será por lo tanto mayor y mayor será la carga económica del paciente, de su familia y de los servicios de salud.

 

¿Por qué realizamos éste estudio en particular?

 

En los países el norte se reporta que la artritis reumatoide inicia alrededor de los 50 años de edad, pero en otras regiones geográficas, por ejemplo África y Asia, comienza entre los 20 y 30 años de edad. Sin embargo, la información sobre la edad de inicio de la artritis reumatoide en diferentes regiones del mundo es escasa.

 

¿Qué fue lo que estudiamos?

 

La edad de inicio de la artritis reumatoide en 77 ciudades de 41 países localizados en diferentes latitudes alrededor del mundo.

 

¿Cómo se hizo el estudio?


Se enviaron invitaciones a médicos reumatólogos que atendieran pacientes con artritis reumatoide y que se localizaran en ciudades pre-seleccionadas por cuadrantes de 15 de latitud y longitud. Los reumatólogos entrevistaron en forma directa a 20 de sus pacientes con ésta enfermedad. La pregunta principal fue sobre el mes y año en que se dieron cuenta por primera vez que tenían alguna articulación (coyuntura) inflamada (hinchada). Los datos se acomodaron según la localización de la ciudad y el país (latitud y longitud) donde se encontraban los pacientes.

 

¿Qué encontramos?

 

Obtuvimos información de 2,481 pacientes (82% mujeres) de 126 reumatólogos en 77 ciudades de 41 países, alrededor del mundo en diferentes latitudes, incluyendo Canadá, Suiza, Suecia, Rusia, México, Burkina Faso, Arabia Saudita, Ecuador, entre otros.

 

El análisis global mostró que la artritis reumatoide inicia en promedio a los 44 años de edad. El 28% de los pacientes comenzó antes de los 36 años y en 50% antes de los 46 años de edad.

 

Sin embargo, el análisis por localización geográfica mostró que la enfermedad inició en promedio 8 años antes en países localizados alrededor del Trópico de Cáncer (incluyendo México), en comparación con pacientes que viven en países del Norte.

 

Se encontró también que la edad de inicio más temprana de la enfermedad se asociaba con menor índice de Desarrollo Humano ajustado por Inequidad; esto es, que a menor grado de desarrollo del país más temprano es el comienzo de la enfermedad y viceversa.


¿Cuáles son las implicaciones del estudio?

 

Una proporción importante de pacientes inician con la artritis reumatoide cuando son adultos jóvenes. Además, que la enfermedad inicia aún en más jóvenes en países alrededor del Trópico de Cáncer. La asociación con el Índice de Desarrollo Humano ajustado por Inequidad sugiere factores relacionados con polución (contaminación ambiental) pueden disparar el inicio de la enfermedad en edades más tempranas.


¿Cuáles son las limitaciones de nuestro estudio?

 

Que se incluyeron pocos pacientes por cada reumatólogo, que no analizaron otros factores como ingreso del paciente, su predisposición genética o las características de los sistemas de salud.

 

*La Unidad de Artritis y Reumatismo tiene una división de investigación a cargo de los médicos reumatólogos Castillo-Ortiz, Aceves -Ávila y  Ramos-Remus.

Ver el trabajo completo

Ver otros trabajos relacionados:

Ver otras publicaciones de:

Aceves-Ávila (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=aceves-avila+fj)

Castillo-Ortiz (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=castillo-ortiz+jd

Ramos-Remus (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=ramos-remus+c)

 

¿TIENES UN FAMILIAR CON ENFERMEDAD REUMATICA?

Los familiares y las enfermedades reumáticas

La presencia de un padecimiento reumatico en algun miembro de la familia puede desencadenar problemas de la funcionalidad y/o en la dinámica familiar. 

La forma en como un paciente y la familia hacen frente a estas enfermedades es por medio de los mecanismos de afrontamiento. Estos mecanismos pueden ser racionales o irracionales y son importantes ya que pueden mantener la homeostasis o el equilibrio para continuar funcionando de forma adecuada.

No existe un comprtamiento especifico; es decir, de acuerdo a la funcionalidad y estabilidad la familia puede adoptar diferentes medidas, ya sea que ayuden u ocasionen retroceso en la atención del paciente.

El simple hecho de tener un familiar con un padecimiento reumático puede ocasionar situaciones de estrés crónico, que tiene un impacto en la evolución de la enfermedad.

El paciente reumático puede ser etiquetado como ¨anormal¨ o ¨diferente¨, por lo que se pueden adoptar medidas ya sea sobreprotectoras o de indiferencia, las cuales van a tener impacto en la evolución del padecimiento. (ver: perecepciones divergentes en la calidad de vida entre pacientes y sus familiares; http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24859395)

La familia al ser notificada de que un miembro tiene alguna enfermedad reumática puede adoptar algún mecanismo de afrontamiento: negación, autoculpabilidad, transferencia, racionalización y regresión.